Mostrando entradas con la etiqueta relato. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta relato. Mostrar todas las entradas

jueves, 11 de febrero de 2016

Sandra 2º parte



Deliberó interiormente no sabía si seguir adelante o huir como una gacela por el bosque.
-Esto es una locura musitó.- Llevaba varias noches en los que sus sueños se poblaban de singulares personajes, vinculados todos ellos a dicho edificio. Tantas veces se habían repetido que finalmente había optado por acercarse a ese misterioso lugar, para averiguar si aquellas fantasías nocturnas pudieran tener algún tipo de corporeidad natural. Su respiración acelerada provocaba que sus senos se agitaran arriba y abajo, su perfumada piel canela estaba perlada levemente por el sudor.
Los rayos de sol acariciaban la aldaba con forma de caballo, despertando bellos reflejos de color dorado.
Extrañamente como si la puerta fuera consciente de la indecisión de su nueva visita optó por abrirse de forma amistosa, para que de esa forma ella pudiera erradicar sus temores.

Ante ella apareció una amplia sala, las paredes parecían recubiertas de un raro material, era una curiosa piedra de color dorada, con una inquietante luz interior que parecía vibrar levemente a cada paso que ella daba, como si su pétrea apariencia estuviera habitada por una singular vida interior. Atraída como por un curioso imán se acercó hasta una de las paredes, sus tacones resonaron graciosamente en la sala. Tras ella unos atractivos ojos se posaron sobre su sensual figura deleitándose secretamente al hacerlo...

Edelweiss Coen autora de 7 Copas disponible en Amazon en versión digital

lunes, 30 de noviembre de 2015

Sandra era una mujer de ... Relato1º




Sandra era una mujer de cabello exuberante y pelirrojo, su andar era peculiar… La mayoría de las personas deambulaban por la ciudad de una manera mecánica, abstraídas en sus propios pensamientos. En cambio Sandra, poseía la peculiaridad de ser reconocida a metros de distancia, era sensual e imprimía dicha sensualidad en cada uno de los movimientos, que adoptaba su atractivo cuerpo al caminar, era un curioso sello que Sandra poseía. 
El día se había despertado cálido extrañamente por aquellas fechas. Ella portaba un vestido lánguido de gasa verde, que fluctuaba y se adaptaba a su cuerpo con cada uno de sus movimientos. Una brisa suave acarició sus arrogantes senos, el collar de diminutas piedras verdes tintineó atrayendo la curiosa atención de algunos rezagados, que distraídos portaban sus periódicos. 
La mujer se detuvo ante un edificio de mármol blanco, en el se mezclaban diversos estilos arquitectónicos, que dotaban de gran belleza y suntuosidad a dicho edificio. Ventanas adinteladas, columnas jónicas…. Unas esculturas le llamaron la atención, flanqueando la entrada habían varias figuras de hombres y mujeres semidesnudos, que suscitaban sensualidad picardía y complicidad, como si conocieran un secreto juego que ella desconociera.

Inspiró profundamente y toqueteó su falda algo inquieta, el vuelo de esta onduló a la altura de sus prietos muslos. El sol acarició cadenciosamente su piel canela, el brillo del aceite depositado hacía unas horas generaba una atractiva imagen sobre su cuerpo. Algo ingenua, desconocía el efecto que ejercía sobre algunos desconocidos, que ocasionalmente se cruzaron con ella en esos instantes...

miércoles, 6 de agosto de 2014

Gabriela (Relato 1)





Gabriela era una mujer de cabello negro largo y ondulado, que le llegaba a la altura de sus glúteos sin llegar a tocarlos casi apenas. De forma inconsciente, algunas personas la comparaban con una yegua agreste y altiva. Acostumbraba a cuidar metódicamente su abundante y generosa cabellera, con aceites y cremas variadas. Gracias a ello, cualquier luz que acariciara ocasionalmente su cabellera despertaba misteriosos reflejos que oscilaban entre el color dorado y el castaño color caramelo. Su vestimenta en cambio, era desenfadada e informal, una simple camiseta algo desgastada de color negro combinada con unos vaqueros cortos y ajustados, que resaltaban sus prietos y contorneados muslos al igual que sus glúteos. Joven e inconsciente del influjo que ejercía sobre los hombres, nunca se hubiera imaginado que furtivamente cuando era contemplada por detrás, algunos de ellos fantaseaban con amarrar sus cabellos como si de dos riendas se trataran mientras acariciaban sus glúteos redondeados e insolentes de piel canela.
Sentada sobre la terraza del bar miró  a su alrededor, eran las 8 de la tarde una suave brisa agitó sus cabellos. Instantes después desplegó el periódico del día sobre la mesa plateada y observó con fijeza los anuncios, estaba buscando trabajo.

Bebió un sorbo de su café y sus voluptuosos labios alcanzaron una tinción más cálida y atrayente para el fugaz público que la contemplaba clandestinamente, se los relamió lentamente. Acto seguido sonrió, algo había llamado su atención, sus ojos verdes relampaguearon con un cierto matiz gatuno...

Edelweiss Coen autora de la novela (Erótica Vampírica) "7 Copas" disponible en formato digital y en papel editada por la Editorial Círculo Rojo